En este Apartado encontrará solución a sus preguntas sobre Ratas y Roedores, si tiene alguna duda, por favor contactar para conocer más sobre el control de plagas y tratamientos de ratas y roedores

Todos los cebos que utilizamos son de última generación, por lo que para no crear resistencias y que se alimenten el mayor número de roedores, los cebos tardan entre 3 – 5 días en hacer efecto.
Dependerá del grado de infestación que tenga. En los casos puntuales de entrada ocasional de un roedor, si podría actuar personalmente. En primer lugar habrá que tratar de identificarlo y ubicarlo. Podrá colocar trampas o cebos en los lugares frecuentados por los roedores. Si aun no esta seguro de cómo proceder correctamente le sugerimos que consulte con una empresa de control de plagas para que atienda su caso de forma personalizada. En el caso de una infestación severa, siempre es mejor acudir a una empresa profesional de control de plagas.
Dependerá de las características propias de cada instalación a tratar y del grado de infestación que encontremos. Normalmente se establece un programa de acción con visitas periódicas hasta la completa solución del problema.
Debido a su hábitat, asociado a campos de cultivo, los topillos se encuentran en las zonas rurales, por lo que es más difícil que pueda afectar a zonas urbanas, pero no es imposible, ya que en la actualidad hay numerosos huertos urbanos en los que se podrían reproducir fácilmente.
Al ser roedores, los topillos pueden transmitir las mismas enfermedades que las ratas y ratones, pero la más temida es la Turalemia. Es una enfermedad bacteriana causada por la bacteria Francisella turalensis. No se transmite de persona a persona, pero se puede contagiar por el contacto con animales afectados con partes de nuestro cuerpo, piel, mucosas o heridas, picadura de garrapatas, contacto con fluidos de insectos como moscas, por las defecaciones de animales afectados o tocando o comiendo carne de animales infectados. (Como conejo poco cocinado).