Los hongos son vegetales inferiores, cuyo cuerpo vegetativo constituido por filamentos microscópicos, llamados hifas, no posee ni tallo, ni raiz, ni hojas. Se alimentan de compuestos orgánicos ya existentes que transforman en sustancias más elementales con la ayuda de enzimas producidos por ellos mismos.

En lo que se refiere a los hongos xilófagos, viven de la madera, se distinguen aquellos cuya acción modifica únicamente el aspecto de la madera, como son los mohos y hongos cromógenos, y los que utilizan los componentes de la madera como fuente de alimento, modificando sus propiedades mecánicas y físicas, hongos de pudrición.

Las condiciones ambientales óptimas para su desarrollo están con respecto a la humedad en el entorno del 30%, en la madera por encima del 18% y la temperatura entre los 20 y 25 ºC.

Mohos

Son hongos inferiores que degradan la madera estéticamente produciéndole manchas superficiales debidas a su desarrollo, no afectando a sus propiedades mecánicas. El color de las manchas pueden ser verde, negro, gris oscuro, amarilla, púrpura y blanco.

Se desarrollan en maderas con una humedad superficial alta y en lugares con una humedad relativa del aire muy elevada.

Hongos Cromógenos

hongos cromógenosEstos hongos desarrollan su micelio en la superficie de la madera, penetrándola y alimentándose de las célulasamilíferas y del contenido celular de las células de la albura.

En las maderas de coníferas producen una coloración gris azulada no afectando a sus propiedades mecánicas pero si favorecen la aparición posterior de hongos de pudrición, al facilitar que la madera adquiera un grado mayor de humedad.

Hongos de Pudrición

Auténticos hongos xilófagos capaces de destruir los componentes elementales del esqueleto leñoso de la madera, originando lo que se conoce como “pudrición”.

La pudrición afecta a las propiedades mecánicas de la madera, en particular a la resistencia dinámica y estática.

  1. Pudrición blandaAscomicetos. Los hongos atacan la celulosa de la pared secundaria de ls célula, dando a la madera una consistencia blanda. Se desarrollan en maderas que están en contacto directo con el agua y por lo tanto con una humedad muy elevada. Cuando la madera se seca, se produce un cuarteado superficial en pequeños cubos.
  2. Pudrición blanca o fibrosa. Basidiomicetos. Los hongos en su alimentación, destruyen sobre todo la lignina mediante un proceso de oxidación, dejando una amalgama de fibras de celulosa de pudricion blancacolor blanquecino. La encontramos sobre todo en madera de frondosas.
  3. Pudrición parda o cúbica. Basidiomicetos. Los hongos atacan la celulosa dejando un residuo formado por lignina de color pardo que, al presionarse se convierte en polvo. La madera presenta un aspecto característico produciéndose la rotura en cubos o piezas primáticas.

 pudricion parda

 

 

 

 

Prevención para la aparición y desarrollo de hongos en la madera.

Como materia orgánica, la madera puede sufrir el ataque de organismos vivos cuando encuentran condiciones favorables a su acción y desarrollo. Para evitar la aparición de mohos y hongos cromógeno y de pudrición:

  • Utilizar madera con una humedad superior al 18%.
  • Que la madera esté en un ambiente con una humedad elevada.
  • Tomar todas aquellas medidas de tipo constructivos tales como:
    1. Eliminación de las humedades de capilaridad eliminando el aporte de agua al terreno que rodea los cerramientos exteriores, mediante la aplicación de un sistema de evacuación eficaz de la misma (drenaje), o por construcción de barreras que impidan que ascienda por lo muros.
    2. Colocación de tuberías lo más alejadas posible de la madera, vistas siempre que se pueda y con sistemas para detectar fugas y proceder a su reparación de forma inmediata.
    3. Revisión continua de las limas y colocación de canalones y bajantes que viertan el agua lejos de los muros.
    4. Colocación de barreras de vapor y eliminación de los efectos de pared fría.

Prevención de agentes degradadores.

La madera puede ser deteriorada por agentes abióticos siendo los principales el atomosférico, los químicos y el fuego, y los agentes bióticos u organismos vivos.
Será muy importante prestar especial atención en aquellas medidas que eviten que la madera esté expuesta a fuentes de humedades. En definitiva tratar que la madera permanezca seca.
Para la madera estructural y de carpintería en edificios:

  • Cuidados y mantenimiento de la cubierta que eviten filtraciones y goteras.
  • Evitar la condensación en el interior de la cubierta mediante el diseño que permita su ventilación.
  • Limpieza de canalones y elementos diseñados para la recogida de aguas.
  • Tratar la madera en profundidad previa a la colocación en servicio.
  • Cuidar el contenido de humedad de la madera, recomendado entre el 15 y el 18%.
  • Realizar medidas de diseño constructivo que eviten la acumulación del agua en las piezas de madera.
  • Para el ataque de termitas subterráneas aislar la construcción con “Termifilm”, film de prolietileno.

Para muebles de madera en el interior:

  • Evitar exponerlos junto a cualquier elemento de madera afectado por carcomas.
  • Tratar los muebles mediante autoclave para prevenir el ataque de xilófagos.
  • No poner el mueble en contacto con muros o tabiques que aporten humedad a la madera. Igualmente no mojar la parte del mueble en contacto con el suelo.
  • No almacenar leña de chimenea en el interior de la vivienda.

Tratamiento de la madera contra hongos xilófagos.

Antes de aplicar un tratamiento contra los hongos será necesario eliminar todas las fuentes de humedad, restablecer o crear las condiciones de higiene de la construcción y asegurarse de que se mantendrán a lo largo del tiempo.

  • El tratamiento con fungicida se aplicará a las zonas que presenten ataques y en las contiguas a estas.
  • La madera deberá estar libre de pinturas, barnices o cualquier material que lo recubra.
  • Los suelos, muros, tabique y mamposterías donde aparezcan desarrollos miceliares o cuerpos de fructificación, se regarán abundantemente con el producto fungicida.
  • En la madera se eliminarán las degradaciones superficiales que presenten para determinar la profundidad del ataque. El tratamiento se realizará sobre las zonas afectadas prolongándose hasta alcanzar 1 metro de la zona de madera sana.
  • Tratamiento en profundidad, se realizará en madera de secciones grandes y medianas, mediante la inyección del protector fungicida a través de taladros y previa colocación de válvulas inyectoras específicas.
  • Tratamiento superficial, todas las maderas afectadas por pudrición y todas aquellas susceptibles de ser atacadas por los hongos, se protegerán superficialmente por pulverización del fungicida.