Además de producir desperfectos y pérdidas económicas, las plagas de ratas y ratones pueden suponer un grave problema de salud pública por lo que es recomendable eliminarlas lo antes posible. La forma más eficaz de eliminar estas plagas de roedores es la desratización. En Plagiser somos especialistas en la prevención y el control de plagas de roedores y te ofrecemos un efectivo Plan de desratización en Málaga y Andalucía.

Durante el proceso de desratización seguiremos los pasos necesarios para exterminar ratas y ratones de las instalaciones afectadas:

INSPECCIÓN PREVIA

Antes de comenzar con el proceso de desratización, es preciso analizar el lugar en el que vamos a intervenir para conocer tanto las características de la edificación como el entorno en el que se encuentra.

La inspección es un paso muy importante que se realiza de forma metódica, efectiva y contando siempre con la colaboración del cliente para obtener la máxima información sobre las instalaciones.

La inspección nos permite conocer los posibles focos cercanos de ratas y ratones, como pueden ser los vertederos o los puntos de depósito de basura. También conoceremos el grado de mantenimiento de las instalaciones, prestando especial atención a grietas, oquedades o hendiduras que puedan servir de refugio a los roedores. La información que obtenemos con la inspección nos ayudará a establecer las zonas y puntos críticos a controlar además de determinar los factores ambientales y del entorno que favorecen la proliferación de plagas de ratas y ratones.

muro con desperfectos

Los datos obtenidos con la inspección previa nos permitirán cuantificar la magnitud del problema. Podemos utilizar dos métodos para obtener la información:

Métodos cualitativos: nos permiten evaluar el grado de infestación basándonos en la observación del entorno.
Grado de infestación bajo: no existen indicios de actividad de roedores, no se visualizan ejemplares y sólo aparecen huellas, ruidos o excrementos de forma esporádica.
Grado de infestación medio: se observan señales evidentes de infestación, marcas o reduras, excrementos frescos, señales de actividad nocturna y alguna visualización ocasional.
Grado de infestación alto: en este caso el número de ratas o ratones es tan elevado que pueden verse incluso de día, los desperfectos en este caso son cuantiosos.

Métodos cuantitativos: se disponen trampas y sistemas de monitorización en puntos previamente elegidos para calcular la población de roedores en base a los ejemplares capturados.

 

DIAGNOSIS

Una vez realizada la inspección, procedemos a la diagnosis que determinará el procedimiento a emplear para la desratización:

1. ldentificamos el tipo de plaga a tratar. Las especies de roedores más habituales en Málaga son:
  • El ratón casero o común.
  • La rata gris o de alcantarilla.
  • La rata negra.
2. Determinamos el grado de infestación de las instalaciones y procedemos a diseñar el plan de desratización adecuado para eliminar la plaga de ratas o ratones.
MEDIDAS DE CONTROL

Una vez conocemos el tipo de plaga de roedores al que nos enfrentamos, es el momento de elegir las medidas que vamos a utilizar para eliminarla. Estas medidas dependerán tanto del tipo de plaga como de la zona a tratar y pueden ser:

a) Medidas de desratización pasivas:

Dirigidas a impedir que los roedores penetren, vivan y se reproduzcan en un espacio determinado- Se aplican sobre elementos estructurales, pueden ser: desratizacion

1. Medidas preventivas en forma de barreras arquitectónicas, se consigue así modificar las condiciones ambientales que las ratas o ratones necesitan para desarrollarse.

2. Medidas de optimización de las condiciones higiénico–sanitarias y ambientales: encaminadas a evitar la atracción y alimentación de roedores, por ejemplo:

  • Imperdir el acceso de los roedores a los depósitos de alimentos y agua.
  • Optimizar la gestión de residuos.
  • Impedir pérdidas y encharcamientos de agua, para evitar la proliferación de ratas.

3. Medidas sobre el desarrollo de comportamientos y hábitos saludables como:

  • Modificación de hábitos personales inadecuados (generación de residuos, daños a elementos de protección contra plagas…)
  • Impedir la alimentación a animales no controlados (palomas, gatos…)

La desratización pasiva, por lo tanto, se orienta impedir el acceso de las ratas o ratones en las instalaciones utilizando barreras físicas como la eliminación de grietas, tapas pesadas para los sumideros de los patios, protegiendo los respiraderos con mallas, etc. y también eliminando las posibles fuentes de alimentación para los roedores e impidiendo su acceso al agua.

 

b) Medidas de control directo:trampa ratas

1. Métodos físicos: se utilizan mécanismos físicos de captura como trampas de adherencia, trampas de captura, etc. Estos métodos se utilizan allí donde el uso de productos químicos sea desanconsejable.

2. Métodos químicos: biocidas /rodenticidas.

Los biocidas o rodenticidas no sólo permiten eliminar la plaga de ratas o ratones sino que mantienen las instalaciones con niveles mínimos constantes durante todo el periodo que se garantice con el tratamiento.

operario de plagiser fumigando