palomas

Plaga urbana

Las palomas no siempre fueron aves de ciudad. Antes habitaban en los acantilados y, cuando las ciudades comenzaron a ser más grandes, se trasladaron y empezaron a anidar en los edificios.

Las palomas encontraron en las ciudades grandes ventajas: no había depredadores que acabaran con ellas y conseguían comida con mucha facilidad.

Se adaptaron a la vida urbana, al ruido y a nosotros y, desde entonces, su población no ha hecho más que crecer.

¿Cómo son las palomas?

Las palomas son aves pacíficas y muy inteligentes, con un gran sentido de la orientación y un sentido muy agudo de la vista. Son fáciles de adiestrar y se las ha utilizado con frecuencia como palomas mensajeras o en espectáculos de magia. Se alimentan de grano, semillas y frutos. Son aves sociales que viven en grupos y tienen una gran capacidad reproductiva.

¿Por qué son peligrosas las palomas?

Las palomas no atacan a los seres humanos, conviven con nosotros de forma pacífica, pero sí pueden suponer un riesgo para la salud. Las palomas pueden provocar enfermedades y son portadoras de parásitos como garrapatas, piojos o chinches.

Producen una gran cantidad de excrementos que tienen capacidad corrosiva y debilitan la estructura de los edificios.

La acumulación de excrementos puede llegar también a desarrollar salmonella. Una cantidad moderada de palomas no representa ningún grave peligro, pero una población excesiva se considera una plaga. En las zonas rurales una plaga de palomas también pueden representar un peligro para las cosechas.

¿Qué podemos hacer cuando hay una plaga de palomas?

Es importante controlar la población de palomas para que no se conviertan en una plaga, para ello los especialistas en control de plagas utilizan distintos métodos:

  • TRAMPAS PARA PALOMAS:
    Es una estrategia de control muy utilizada por los expertos en control de plagas, se utiliza un cebo para atraer las palomas dentro de una jaula.
     
  • TÉCNICAS DE EXCLUSIÓN:
    Es un método efectivo para ahuyentar palomas de los edificios históricos. Se suelen situar elementos como alfileres para evitar que las palomas se posen en los edificios y las casas y así se alejan de estas zonas.
     
  • MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS:
    Se trata de dar de comer a las palomas un cebo químico para que deje de producir huevos y así baje la población de palomas.

¿Podemos evitar que las palomas aniden en nuestras casas?

Existen formas de evitar que las palomas se acerquen a nuestras casas, podemos utilizar mallas o redes en los tejados para evitar que aniden, también se pueden utilizar dispositivos de ultrasonido para auyentarlas. Asegura los cubos de basura para que no encuentren comida con facilidad y protege los jardines con redes o aspersores de detección de movimiento. Si ya se han instalado, una solución para alejarlas es destruir sus nidos, las palomas no tardarán en darse cuenta de que el lugar es peligroso para ellos y se marcharán.