Suya es la noche

Las chinches de la cama son pequeños insectos que se alimentan de sangre y suele vivir en los colchones o en los muebles del dormitorio cercanos a la cama. Es muy raro verlas durante el día, es un insecto de hábitos nocturnos que sale de su escondite cuando ya estamos dormidos. Saben que estamos ahí por el calor que emiten nuestros cuerpos. Se acercan y aprovechan nuestro sueño para picarnos. Las chinches de la cama son de pequeño tamaño, no tienen alas y su cuerpo es ovalado y plano. Sus patas son delgadas y bien desarrolladas y las aprovechan para subirse a nosotros y pillarnos desprevenidos.

Las chinches de la cama inyectan un anestésico cuando pican por lo que no nos damos cuenta de las picaduras hasta que nos despertamos por la mañana o incluso días después.

¿Cómo sabemos que nos han picado las chinches de la cama?

Las chinches de la cama producen una picadura muy similar a las picaduras de mosquito y no es fácil distinguirlas a simple vista.

La principal diferencia es que las picaduras de chinche de la cama siguen un patrón.

No aparece una sola, sino que vemos varias en grupo siguiendo una línea que puede ser recta o en zigzag.Es una costumbre de la chinche de la cama, hace al menos tres picaduras para alimentarse con nuestra sangre poco a poco hasta que se siente llena. También podemos despertarnos con varias picaduras de mosquito en el cuerpo, pero las de mosquito no siguen ningún patrón. Otra características es la zona en la que pican, las chinches suelen preferir las zonas de nuestro cuerpo que estén descubiertas como el cuello, las manos, los brazos y las piernas.

¿Son peligrosas las picaduras de chinches de la cama?

Las chinches de la cama no transmiten enfermedades a través de sus picaduras, en ese sentido podemos estar tranquilos.

Sin embargo, su picadura es muy dolorosa y causa enrojecimiento de la piel, inflamación y pueden producir algunos efectos nerviosos como el insomnio o la ansiedad. Si nos rascamos mucho también pueden aparecer problemas en la piel.

 

El peligro de las picaduras de chinches de la cama puede llegar si eres alérgico a ellas, en este caso los síntomas son más intensos, la inflamación más grande y puede llegar a producirse una erupción cutánea.

¿Qué podemos hacer cuando tenemos picaduras de chinches de la cama?

La picadura de chinche de la cama no es grave por lo que no necesita más cuidados que lavar bien la zona con agua y jabón. Para aliviar el picor y bajar la hinchazón puedes utilizar un antihistáminico, una crema de calamina y cinc o aplicar compresas frías si los síntomas son leves. La picadura desaparecerá al cabo de unos días.

Lo más importante es que evites rascarte.

Si los síntomas son más graves te recomendamos acudir a un centro médico.