La devoradora de hormigas

A pesar de su nombre, la hormiga león no es una hormiga. Este insecto tiene alas en su fase adulta y guarda un gran parecido con las libélulas.

En su estado de larva el insecto también es muy distinto a un hormiga pues tiene un cuerpo rechoncho, numerosos pelos sensoriales y unas grandes y poderosas mandíbulas con las que atrapan a sus presas.

La razón de su nombre viene porque las hormigas son su manjar favorito. La larva de hormiga león es un insecto pequeño que suele vivir en suelos arenosos donde puede excavar pequeños hoyos que utiliza para esconderse y como una trampa perfecta en la que caerán sus presas. Existe una gran variedad de especies distintas de hormigas león y no todas excavan el suelo.

¿Dónde viven las hormigas león?

Puedes estar tranquilo porque las hormigas león no se meterán dentro de tu casa. A las hormigas león le gustan los climas tropicales y la mayor parte de las especies se encuentran en esas regiones. También se las puede encontrar en muchas zonas de Europa y algunas especies se han adaptado al clima de países fríos y puedes encontrarlas también en lugares como Finlandia.

En la Península Iberica se han encontrado ejemplares de hormigas león en diversas zonas de Andalucía.

Las larvas de hormiga león viven en exteriores y suelen buscar zonas arenosas o dunas, también pueden encontrarse cerca de las cuencas de ríos donde haya arena o en zonas costeras.

¿Cómo caza una hormiga león?

Las larvas de hormiga león no se abalanzan sobre sus presas, ellas se entierran en la arena, en el fondo del hoyo que han construido, y esperan con paciencia hasta que su presa se acerca. El insecto atraido resbala por las paredes arenosas del hoyo en forma de cono que ha construido la hormiga león y llegan hasta sus temibles fauces. Las presas más habituales de la larva de hormiga león son hormigas, pero también atrapa otros pequeños insectos. Es un aninal que no ataca al ser humano y su presencia cerca de lugares habitados no resulta peligrosa.

¿Pueden ayudarnos las hormigas león?

La presencia de hormigas león cerca nuestra no nos afecta de ninguna forma negativa. Las hormigas león no dañan las cosechas ni atacan elementos de nuestros hogares. Tampoco se registran casos de picaduras por lo que podemos estar tranquilos si nos encontramos con alguna. Además, las hormigas león pueden ayudarnos mucho pues al ser un depredador muy eficaz de otros insectos se pueden utilizar como un agente biológico en el control de plagas.