Peligro invisible

La pulga es un insecto parasitario que salta sobre nuestras mascotas para alimentarse con su sangre y una vez sobre ellos tanto el animal como sus huevos entran en nuestra casa. Es fácil detectar la presencia de pulgas sobre nuestro perro porque encontraremos sus picaduras, pero no es nada sencillo encontrar los huevos.

Los huevos de pulga son muy pequeños y son de un color blanco perlado casi translúcido.

Encontrar un huevo de pulga en el pelo de tu mascota es como buscar un grano de sal. La forma de los huevos de pulga es ovoide y su superficie es lisa, regular y seca. En muchas ocasiones puede confundirse con caspa y no es fácil distinguirlos a simple vista.

¿Donde encontramos los huevos de pulga?

Las pulgas ponen sus huevos sobre el pelo de las mascotas, pero no se quedan enganchados hasta que eclosionan. Como los huevos de pulga no son pegagojos se desprenden del pelo y caen, lo más probable es que los encontramos en los lugares donde el perro duerme o pasa más tiempo, pero pueden haber caído en cualquier sitio por los que el animal pase. Pasan desapercibidos en las alfombras, bajo los muebles o en las grietas del piso hasta el momento en el que las larvas de pulga empiezan a salir.

Las pulgas pueden convertirse en una plaga con gran rapidez, una pulga puede poner unos 40 huevos al día.

¿Cómo nos libramos de los huevos de pulga?

Si las pulgas han saltado sobre tu mascota están sobre él y también en tu casa. Por lo que hay que hay que aplicar dos tratamientos diferentes, uno sobre el animal y el otro en tu casa para que sea eficaz. Existen distintos tratamientos que puedes utilizar para librar a tu mascota de las molestas pulgas: ampollas, pastillas o líquidos que suelen durar alrededor de un mes. Para librarte de los huevos de pulga en casa se utilizan aerosoles insecticidas con gran poder residual. El tratamiento con estos aerosoles suele durar unos seis meses para poder asegurarnos que las pulgas no vuelven a aparecer.

Puedes consultar tus dudas con un especialista en control de plagas.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA PREVENIR LA APARICIÓN DE HUEVOS DE PULGA?

  • Lava con frecuencia la ropa de cama de tu perro con agua caliente y jabón.
  • Pasa la aspiradora a fondo sobre alfombras, esquinas y rodapiés y después lava bien la bolsa de la aspiradora porque los huevos podrían eclosionar allí.
  • Utiliza loción y peine antipulgas para tu mascota.
  • Utiliza un collar antiparasitario para evitar posibles contagios con otro animal infestado.