Picadura de hormiga

Sentir el fuego

Las hormigas son insectos muy tranquilos que no se alteran cuando pasas cerca de ellas. Su objetivo es encontrar comida y si para ello tienen que subirse sobre tus zapatos o pasear sobre tu piel lo harán y ni te drás cuenta. La hormiga se alejará después para continuar su busca de la misma forma discreta y tranquila.

Sin embargo, aunque esto es lo más común, existen algunas especies de hormigas que pueden llegar a picarte si se sienten atacadas e inoculan un veneno que puede llegar a ser muy peligroso.

Es el caso de la famosa hormiga roja, aunque también existen algunas especies de hormigas negras que pueden ser venenosas. No está de más ser precavido cuando nos acercamos a un hormiguero.

¿Cómo es la picadura de hormiga?

La picadura de hormiga es similar a la que producen otros insectos y tiene la forma de una roncha roja sobre la piel con el centro blanco y elevado que se convierte en una ampolla a los pocos días.

El dolor que produce la picadura de hormiga es inmediato y muy intenso, recuerda al de una quemadura, a los pocos minutos comienza el escorzor que puede durar varios días.

También es posible que la picadura de hormiga produzca una hinchazón en la zona afectada.

¿Cuál es el peligro de la picadura de hormiga?

La picadura de hormiga, sobre todo la de hormiga roja, puede provocar reacciones alérgicas graves que entrañan peligro de muerte. Los síntomas que aparecen son urticaria y dificultad para respirar y tragar. Si tienes alguno de estos síntomas te recomendamos que acuadas a un centro médico.

¿Podemos prevenir la picadura de hormiga?

La mejor forma de prevenir la picadura de hormiga es no acercarse a ellas. Evita acercarte a los hormigueros, sobre todo a los de hormigas rojas, y si descubres uno en tu jardín no dudes en pedir consejo a un experto en control de plagas. Usa ropa con mangas y pantalones largos, medias y botas. También puedes rociar repelente de insectos sobre tu ropa.

¿Cómo podemos tratar una picadura de hormiga?

Si no hay problemas alergicos, la picadura de hormiga se puede tratar igual que cualquier otra picadura de insecto:

  • Lava la picadura con agua y jabón para evitar una infección.
  • Aplica hielo o compresas frías sobre la picadura de hormiga para reducir la hinchazon y aliviar el picor. El hielo no se aplica directamente sobre la piel pues puede provocar una quemadura.
  • También puedes utilizar un antihistamínico para aliviar el picor.
  • Evita rascarte o reventar las ampollas.
  • Si prefieres los remedios caseros, puedes aplicar una mezcla de bicarbonato de sodio y agua sobre la zona afectada o enjuagar la herida con amoniaco.
  • Mantener elevada la zona de la picadura también te ayudará a reducir la inflamación.
h3 class="drop_h3" style="color: rgb(255, 0, 0);">También te puede interesar : 

Eliminar hormigas de la cocina  Picaduras de insecto: chinche  Picadura de garrapata