foto de picudo rojo

El escarabajo oriental

El picudo rojo llega desde el sudeste asiático y, al igual que otras especies orientales como la avispa asiática o el mosquito tigre, se extiende como una plaga por todo el mundo. Este pequeño gorgojo llegó a nuestro país hace poco más de veinte años en palmeras importadas de Egipto e Indonesia y se ha propagado con rapidez. El picudo rojo puede medir entre 2 y 5 centímetros, tiene la cabeza alargada en forma de pico y es de un color rojizo muy característico. No le gusta moverse, el picudo rojo pasa su vida en el interior de las palmeras hasta que el árbol muere y es entonces cuando levanta el vuelo buscando un nuevo hogar. El picudo rojo es capaz de volar largas distancias cuando lo precisa. Cuidado si tienes palmeras en tu jardín.

¿Es peligroso para el ser humano?

Al picudo rojo no le interesa el contacto con animales y no se acercará a tu familia ni a tus mascotas. Tampoco muestran interés por la madera cortada, por lo que no se instalarán en el interior de tu casa. El picudo rojo permanecerá en el jardín, se instalará en tus palmeras y el único peligro es que, por su culpa, se desprenda alguna rama.

El enemigo interior

El picudo rojo actúa en el interior de cualquier árbol de la familia de la palmeras, las hembras ponen los huevos en las hendiduras y allí crecen, haciendo galerías en el interior. Es muy difícil ver al picudo rojo y descubrimos su presencia cuando la plaga está ya muy avanzada, por eso, es importante prestar atención para descubrir la plaga cuanto antes. Estas son algunas señales de que el picudo rojo puede estar matando tus palmeras.

  • Las hojas exteriores se ven caídas y decoloradas, también se pueden ver trozos de hoja roídos en la copa.
  • La estructura de la palmera se debilita.
  • Se pueden observar galerías excavadas por las larvas en el punto de inserción de las hojas o en los cortes de poda y la presencia de capullos o larvas del picudo rojo.

Salvar las palmeras

Si encuentras señales de la presencia del picudo rojo, no dudes en llamar a un especialista en control de plagas para que actue cuanto antes. Existen dos métodos para luchar contra el picudo rojo: la endoterapia en la que se inyecta insecticida en las zonas afectadas y el tratamiento con un hongo que causa la muerte del picudo rojo. Con la endoterapia usamos productos químicos, pero su aplicación es localizada y solo actuamos contra el picudo rojo y no contra otros insectos. Los hongos son un tratamiento ecológico, pero puede afectar a otros insectos. Existen también tratamientos preventivos y se recomienda tener especial cuidado en los momentos de poda, pues es el momento que aprovecha el picudo rojo para dejar sus huevos.